Datos personales

Mi foto
La vida me puso demasiadas veces de rodilla. Pero jamás podrá borrarme la sonrisa. Y ni mucho menos hará que me de por vencida.

martes, 21 de enero de 2014

Afrontar una Ovo.


Desde el primer momento que me enteré de mi Fallo Ovárico, me puse a investigar. En casi todos los sitios que buscaba info la salida parecía ser la Ovo, veía lejos llegar hasta ella, primero tenía que intentarlo con mis óvulos.

Cuando me diagnosticaron el supuesto “X-fragil”, es cuando tuve que concienciarme que la Ovo era la salida, en el fondo ya la tenía asimilada.

En ningún momento tuve dudas(fueron mas bien, miedos), pero me hizo feliz que la Ciencia me diera esa oportunidad, mujeres de otras generaciones se tuvieron que resignar a no ser madre, yo tenía la suerte de vivir en este siglo, tenía que aprovecharme de los avances de la Ciencia.

Pienso que la vida no es nada fácil, pero a veces la complicamos nosotros mismos aun mas si cabe con nuestros pensamientos, ya va en cada persona lo dispuesta que este a comerse la cabeza. Yo lo tenia claro, no pensaba comerme el tarro, la vida me estaba ofreciendo una oportunidad he iba a aprovecharla.  (También entiendo y respeto, a quien le es difícil de aceptar, así como aquellos que están totalmente en contra). Hasta yo misma me sorprendí, con la naturalidad que lo acepté. Si me lo llegan a decir hace unos años, igual me hubiese espantado, pero cuando vi que era la salida a mi sueño, no podía mas que agarrarme a ella.

Igualmente fui analizando punto por punto todos los temas, que en un futuro pudieran crearme inseguridades.

Parecidos: Me importaban un pimiento en rama, la genética es de lo mas caprichosa, en mi familia somos todos de lo más variopintos. Mi Madre no parece mi Madre, creo que lo único que he heredado, es el fallo ovárico. Muchos hijos no se parecen a sus padres, o incluso a nadie de la familia, y no por eso es menos hijo. Que la gente empezara a analizar el parecido del retoño?? _ Otro pimiento – se podía salir del paso con un _ Si, me lo cambiaron en el Hospital ( La cara de circunstancia que pone la gente sobre este tipo de comentarios, hace prever que a lo próxima, se piensan  analizar parecidos).

Además esa cosita no tendría nada mío (genéticamente hablando), pero si iba a tener unos valores y una educación que solo yo podría darle, gran parte de lo que somos se lo debemos a la educación recibida y al entorno donde nos hemos criado. Seguramente le trasmitiría mi pasión por los animales, por la naturaleza, seria abierto/A y parlanchin/A como yo… Hay muchas cosas que podemos transmitir a nuestros hijos, y no van unidos al código genético.

Otra cosa a destacar( que no se, si pudo ayudarme), es el gran parecido físico que tenemos Marido y Yo, me es imposible contar la de veces, que nos han confundido como hermanos. Es algo totalmente asombroso, , pero os juro que el parecido es para flipar. Suena de lo mas subrrealista, pero así es.

Tenemos el mismo color y forma de ojos, es un color algo peculiar, que hace que sea mas sorprendente, la misma forma de nariz, los mismos labios, la misma sonrisa, incluso los mismos dientes, la misma forma de cejas ( y eso que yo me depilo), el rictus se nos marca igual al reír.....ect..

Recuerdo cuando visitamos por primera vez el fotógrafo de nuestra Boda. Como siempre la que hablaba era yo, después de un buen rato hablando con aquel hombre..va y nos suelta..._ Bueno Alma, otro día te vienes con el Novio, así lo conozco a el también. - Cuando le dije que el Novio, era aquel ser callado que estaba sentado a mi lado..casi se cae de la silla.

O la chica que una noche en un Bar, me pidió por favor que le presentara a mi Hermano.

O la 1º vez que vino a buscarme al trabajo. Una clienta que salia a la vez que yo, hizo aquel comentario.._Alma, cariño, no me habías dicho que tenias un hermano.

Etc..Etc..Cientos de historias, de lo mas curiosas.

Muchas veces pienso, si esa gran coincidencia no estaba ya escrita en nuestro destino....Alma, no vas a poder aportar tus genes a tus futuros hijos, pero te voy a dar un Marido igualito a ti.

De igual modo, como digo mas arriba, la genética es caprichosa, lo mismo va y nos sale con la cara de mi Tía Abuela de Andorra, y eso que el óvulo no será mio.

Vínculo afectivo: Ni por la cabeza se me pasaba que pudiera llegar a sentir rechazo por esa criatura. Siempre he pensado que si alguien por la calle me regala un bebe, desde el minuto cero que te lo ponen en los brazos ya proteges y amas a esa criatura, no hay más que visualizarse en semejante situación, solo de pensarlo afloran esos sentimientos. Como no amar a una cosita que yo le he dado la vida?? Y que a demás es la mitad de mi media naranja?? Imposible sentir rechazo. Otra cosa que pensaba mucho (aunque es un ejemplo algo absurdo) tenía una Gata que amaba con todas mis fuerzas, solo me faltaba haberla parido, el día que se marchó, juro que hubiese dado mi vida por la de ella, era un animal, ni imaginar si es un hijo.

Estos dos asuntos estaban más que digeridos, pero había un punto que si me daba cierto miedo.

Enfermedades genéticas: Creo que cuando me diagnosticaron la “falsa enfermedad genética” pillé un poco de paranoia, en esa época no paraba de leer sobre enfermedades. Hay nada más y nada menos que 10.000 enfermedades hereditarias. _ Y si la donante mentía sobre su historial familiar?_ Y si era portadora de alguna enfermedad y no lo sabía??

Esto me quitaba el sueño cada noche.

Poco a poco fui concienciándome que ni yo misma sé, si puedo aportar alguna de todas esas enfermedades existentes… O mi Marido…Quien sabe?.., Imposible saberlo.

Así que eran las mismas dudas que si ese óvulo fuera mío.

Me fui sacando todo eso de la cabeza…Ahora sí que si, estaba totalmente segura.


Ya solo queda esperar si finalmente la Ovo, es mi camino hacia la Maternidad.





13 comentarios:

  1. En mi caso el tema de la ovo, necesité un tiempo para asimilar el duelo genético, pasado este tiempo ,di las gracias de poder probar de ser madre con la ovo, como tu dices, es una nueva oportunidad que te brinda la ciencia para poder ser madre. Una vez superado el tema genético, lo que me preocupa mas , es las enfermedades genéticas, pero, tenemos que confiar en los médicos que dicen que a las donantes se les hacen pruebas para descartar estas enfermedades. Besos!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Sueños, hay que confiar, no nos queda otra, es imposible averiguar si alguna de esas enfermedades puede estar en la donante, o en nosotras mismas, son muchas, en las pruebas básicas no salen, por eso hay que confiar en la donante y en los médicos...Un abrazo.

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo en todo lo que escribes, y cierto que a algunas nos cuesta más que a otras. Yo lo de la ovo lo fui asumiendo poco a poco, aunque, después de tanto tratamiento fallido y en un proceso de adopción, tuve que pasar mi duelo genético.
    Me ha hecho mucha gracia lo de vuestro parecido! Qué cosa tan curiosa!
    Y es que me ha recordado justamente, que mi hermano y yo somos tan tan distintos, siendo de misma madre y padre, que a veces nos han confundido con pareja.
    En fin. la genética es caprichosa, y tenemos que aprovecharnos de las posiblidades que nos brinda la ciencia.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como bien dices, la genética va un poco a su bola, es una lotería, por eso no le doy importancia a lo de los parecidos, y si lo del parecido de mi Marido es muy curioso, y mas aun cuando la mitad de su genética no es ni Española, es de Madre Española y padre extranjero, así que fíjate..Y nada, hay que agarrase a las posibilidades que nos va ofreciendo la vida, por un lado la vida te da y por otro te la quita, hay que agarrarse a lo que se nos va ofreciendo.
      Un abrazo¡¡

      Eliminar
  3. Me ha encantado lo de tu marido jajaja... estoy totalmente de acuerdo con tu entrada, tanto que podría haberla escrito yo misma. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sii, te sigo de hace tiempo, se que pensamos muy parecido. También aprovecho para darte las gracias, seguir tu Blog me ayudo mucho en su día.
      Un beso¡¡¡

      Eliminar
  4. Como dices, yo también pienso en las tantas mujeres que, por nacer tiempo atrás, no han tenido esta oportunidad y no han podido ser madres.

    Durante el trámite pasas por todo lo que dices, pero es que es igual de cierto las conclusiones a las que llegas.

    La génitica es muy suya y vivo casos en los que veo a hijos que se parecen mas a los abuelos, hermanos que parecen primos...

    Me has hecho reír con lo de tu marido en esta terrible noche de insomnio, sobretodo con lo del fotógrafo je jeje

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, tenemos que dar las gracias por tener a la ciencia de nuestra parte. Es cuestión de ir haciéndose a la idea, las ganas de ser madre creo que pueden con todo. La genética pues eso, que hace lo que le da la gana,bajo mi punto de vista no hay que darle mas importancia. Y si, lo de mi marido es de los mas subrrealista, vamos a veces la gente bromea, y dice si mi madre no tuvo algún escarceo con mi suegro..en fin..cosas de la vida.

      Eliminar
  5. Me ha encantando tu entrado alma!! Me ha hecho pensar. A nosotros cuando nos hablaron de donante de semen...un dia estando mi marido sobando a su perro le pregunte...lo quieres? Y el me dijo...con toda mi alma, no te imaginas cuanto, es mi niño depende de mi para todo. Y le dije...pues sabes que no lleva tus genes verdad? Mi marido se quedó mudo, fue su punto de inflexion para aceptar la donacion y verla de otra manera. Se que puede ser raro comparar un hijo con un perro, pero quienes tenemos mascotas sabemos lo q sentimos por ellas.
    Un besote alma!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya Bedabita, gracias, no soy la única Lunática que compara su mascota con un hijo,pero es que se quieren tanto...Me encanta los animales, tengo horas y horas de reportajes sobre ellos, es alucinante ver como todas las hembras mamiferas, llegan a acoger a animales de una especie diferente y los alimentan y aman como si fueran suyos, siempre digo que la especie humana es la mas imperfecta, en el tema de la maternidad somos egoístas, si no lleva nuestros genes nos surgen dudas, miedos, rechazo, en cambio los animales no tiene esos sentimientos, los crían y los quieren ni siquiera siendo de la misma especie,,Me parece mas que alucinante.
      Un abrazo¡

      Eliminar
  6. Yo he tenido que recurrir a la ovodonación, pero la verdad es que tuve la suerte que, debido a diversas circunstancias, tenía claro que finalmente tendría que recurrir a ella. Ahora que estoy embarazada sí pienso en quien se parecerá, pero también tengo claro que la genética es tan caprichosa... Yo no me parezco en nada a mis padres y mis hermanos, así que...

    ResponderEliminar
  7. Valeska, es normal pensar en los parecidos, incluso siendo de nuestro ovulo, siempre se piensa..A quien se parecerá?? En estos casos quizás se piense un poco mas, muy normal por supuesto, lo malo seria llegar a obsesionarse..Como bien dices la genética es algo que no podemos controlar, sea nuestro ovulo o no.
    Cuídate mucho¡¡
    Un abrazo¡¡¡

    ResponderEliminar
  8. pienso igual, cualquiera sea la procedencia de un hijo cuando esta con nosotras y ya tiene todo el amor y ,cuidados,es nuestro bb nuestro pequeño , lo que siempre deseamos y puede no ser parecido en lo fisico pero seguro tendra muchooooo de sus padres y todo ese mucho es lo que realmente importa .Tambien amo a los animales y no se puede comparar pero es algo muy cercano en cuanto al amor,Beso

    ResponderEliminar